• Alberto Merlo, ascendencia italiana en el folklore argentino

    Muchos son nuestros cultores del folklore argentino que provienen de la inmigración italiana e incluso nacidos en las tierras de Garibaldi. Allí están el autor de  “Zamba  de mi esperanza”, el chaqueño Luis Landriscina y tantos otros. Y está también esta figura que mucho ha aportado al cancionero popular argentino, Alberto Merlo.

    Había nacido el 2 de febrero de 1931 en un hogar campesino de “gringos” en Colonia Bossi, Departamento San Cristóbal, Provincia de Santa Fe, Argentina.  Pertenecía a esa colectividad que nos diera tantos agricultores en una amplia zona de las pampas santafesina y cordobesa, los llegados de la cuenca del Po en el Piamonte italiano. Como otros muchos chicos de esa época, llegó a la escuela hablando el piamontés. Pero el contacto con nuestra cultura le fue llegando desde los galpones de la chacra, en el canto de los peones que venían a levantar las cosechas.

    Aunque los comienzos fueron en el tango siguiendo a sus hermanos, al radicarse en la cordobesa Jesús María, región poblada por los friulanos, sintió que lo suyo se expresaba mejor a través de las milongas sureras que le seguían sonando en los oídos,  desde que las escuchara cantar y tocar por los criollos cosecheros, en torno a las brasas de las churrasqueadas en aquella casa de campo santafesina.

    Y esa fue su línea, en el mismo registro de otro hombre de campo pero bonaerense, Argentino Luna, el uno y el otro verdaderos troveros de esa pampa dilatada que recorrían las ganaderías y los changarines que iban y aún van recogiendo el trigo y otras cosechas.

    Uno de los discos de Alberto Merlo, cantor, autor, compositor y guitarrista del folklore argentinoAlberto Merlo ha dejado un buen puñado de temas que se seguirán cantando en otros fogones, recordando al creador, como Capataz de Arriero,  La Vuelta de Obligado, Cuando la tarde agoniza, Huella en el tiempo,  Pion de fierro,  Mal tiempo, Noche y camino, Pa´Dolores, Rincón de López o De las brasas a un costao… entre otros muchos temas que llevan su firma.

    El 10 de abril de 2012 dejó la huella y se fue por otros senderos. Pero queda su cantar, la guitarra bien templada, sus composiciones, para traernos el recuerdo de noches muy celebradas en las que ha volcado su arte. Muchos de esos temas han quedado registrados en quince producciones discográficas con el aval del Sello EMI Odeón entre los que recordamos  Semblanza sureña, El lunar de mi tropilla,  Me gusta cantar y canto, Deja que silben los vientos,  Pa` mi la cosa es ansí,  Aquí canta un argentino, Al galope por el llano, o El señor del sur.

    Lo traemos cantando un tema, el mundo de las pulperías, que nos ayudan a recordar en este multiportal escritores y poetas como Roberto Santamaría, Norma Esther Montenegro, Vicente López y Juan Carlos Pirali. Aquí nos canta “Pulpería La Colorada”, a la que se cita en dos de estos artículos firmados por Vicente López.

     


    Pulpería La Colorada
    Milonga argentina
    De Alberto Merlo y V.A. Giménez

    Dicen que fue pulpería,
    pa`l tiempo de las galeras
    ahura tan solo es tapera,
    rincón pa las brujerías;
    pero conserva entuavía
    una pared levantada
    con varias letras pintadas
    que al leerlas al pasar,
    uno se viene a enterar
    que esa fue "La Colorada".

    Viejos que tienen memoria
    cuentan que en aquella esquina
    fue pa los tiempos de Alsina
    un mojón para la historia.
    Que allí perdieron su gloria,
    entre pelea y jugada,
    gente que fue muy mentada
    recorriendo los caminos
    y que hasta el mismo Gabino
    allí templó su encordada.

    Como si leyenda fueran,
    cuentan que esa pulpería
    en un costado tenía
    una cancha pa cuadreras,
    que un día llegó de afuera
    del lao de "Rincón del Toro"
    un mozo llamado Floro
    y desafió en buena ley
    al flete pangaré güey
    pa correrle con su moro.

    Y se amontonan las mentas
    de aquella esquina campera
    que en otros tiempos luciera
    como el gauchaje lo cuenta
    y aunque tal vez se le aumentan
    las cosas como si nada
    pienso que `ta bien ganada
    la fama que antes tuviera
    y que es triste ver tapera
    lo que fue "La Colorada".
     
    Eduardo Aldiser
    Argentina Mundo  recordando a los grandes creadores de las provincias argentinas en el mundo del folklore
     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Andrés "Lolo" Hidalgo24/08/2012 01:23:44

    Conocí personalmente a Don Alberto Merlo fue una noche en la localidad de Las Flores provincia de Buenos Aires, ¡Que Cantor!, hombre cordial muy respetuoso con su público. Me acuerdo que por motivos, (valla ha saber cuáles) llegó un poco tarde a su presentación, pidió mil disculpas, puso pata en quincha en una silla y abrazado a su guitarra, nos cantó toda la noche. Era un Gringo bien criollo.

    NORMA MONTENEGRO24/08/2012 01:21:58

    ALBERTO MERLO SEÑOR DE LA LLANURA, NOS HA HONRADO CON SU VIDA Y CON SU ARTE!!

    ROBERTO PALMER23/08/2012 20:52:49

    Alberto ha sido otro de los gringos de raíz que mamaron lo escencial de ésta tierra para convertirlo en canto fervoroso de argentinidad. Me siento identificado con ese canto por provenir también yo de esas mismas raíces. Éste amigo gringo dejó una huella profunda en nuestro cancionero y en su hombría de bien como persona...

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos