• Argentina Folklore - En Pergamino recuerdan al payador Leandro `Vasco´ Zabalza

    Hace casi cuarenta y cuatro años, nos dejaba para siempre un cantautor y payador de nuestro medio, aquel que sembrara por doquier semillas de amistad cosechadas y almacenadas en un corazón vasco con latidos pampeanos. Nos referimos al recordado Leandro Vasco Zabalza. Para recordar su partida a los cielos el 7 de Marzo de 1968, transcribimos lo que a poco de su muerte, escribiera el Escribano Don Pedro López Godoy.

    “Mi pago y mi Pueblo”

    “Hace ya algunos años, le pedí a Leandro Zabalza, que me hiciera una recopilación de las diversas letras en décimas de su creación sobre motivos populares, la mayoría de las cuales, estaban solamente grabadas en su prodigiosa memoria. Me prometió hacerlo.

    Luego tuve que insistir periódicamente en mi pedido para lograr vencer su natural modestia y persistente resistencia. Él era libre como los pájaros cantores, que tan pronto se posan en una rama para lanzar sus trinos, como alzan su raudo vuelo que interrumpen al azar, improvisadamente, sobre objetivos hasta entonces imprevistos…

    Hace poco tiempo, conseguí afortunadamente lo que solicitaba, cumpliendo ahora mi voluntario propósito. El Vasco nunca me pidió nada.
    Cumplo con gusto con la obligación de rescatar del olvido estas autenticas composiciones, cuyos meritos se Irán revaluando con el transcurrir del tiempo.

    Carezco de la autoridad de un crítico literario. Soy simplemente un tradicionalista y desde esa posición valoré siempre y quise darle popularidad a la obra de Zabalza como expresión genuina de una época que se ha desdibujado aceleradamente y de un hombre veraz, de su tiempo y de su región, típicamente popular, que escribía, cantaba o decía sus cosas con la naturalidad del testigo presencial que las ha vivido intensamente. Si no publicamos esto ya mismo, habremos perdido definitivamente los matices de un testimonio auténtico aún cercano del pasado popular de nuestro pueblo.

    Su valor como expresión tradicional-campesina o ciudadana- no reside solamente en la cuarentena de años en que se desarrollan los episodios, sino porque traen el arrastre y el respaldo de varios años mas en usos y costumbres cuyas expresiones reflejan latentes el estilo de vida popular de fines del otro siglo, como que los personajes que Zabalza conoció de hombres ya maduros, habían actuado ya en esa remota época bajo la vigencia de las mismas costumbres.

    El Vasco tuvo oportunidad de participar conmigo en yerras en el viejo paraje “Manantiales” cuando todavía era rescoldo de tradición y rincón de gauchos, en faenas totalmente a campo y lazo donde conoció hábiles enlazadores, pialadores y domadores.

    En lo que respecta a temas “puebleros”, allí Zabalza circula aun con más naturalidad, recorriendo sus estaños, garitos, bares y todos los rincones propios de un ambiente familiar, vividos cotidianamente en su intensa vida de bohemia. Sus versos también reflejan regionalismo, pues no obstante el aparente parecido de los pueblos, las características y personajes del nuestro, fueron fielmente captadas.

    Tuvimos hasta ayer en él, a un payador auténtico, que prolongo un poco más la agonía de aquellos gauchos troveros de quienes guardaba el estilo y la prestancia. Cantaba por milonga o por cifra, imponiéndole a aquella en el punteo un rasguito muy antiguo, típico, preliminar al canto y a la música en sí.

    Improvisaba con oportunismo y habilidad. Su porte característico, erguido, le daba con la guitarra en la mano un aspecto imponente. Ante la ausencia irreparable del autor, como homenaje a su memoria en mi honrosa condición de depositario de sus versos, me he permitido ponerle titulo a la recopilación, llamándole “Mi pago y mi Pueblo”. Esta responsabilidad y esta atribución de bautismo, la he tomado luego de meditarla detenidamente, el nombre creo hubiera sido del agrado del autor.

    Finalmente por las razones enunciadas, considerando el trabajo del Vasco Zabalza una obra autentica, positiva y versada de tradición escrita, doy a publicidad estos versos cuyo eco continuara vibrando para que su existencia se prolongue más allá de si misma.

    Leandro Zabalza nació el 21 de Enero de 1910 en Cirauqui, pueblo montañés de Navarra, España. Llegó a nuestro país con 12 años con su hermano menor, Esteban. Trabajo en el almacén “El Bilbaino”, luego en Panadería Otegui y en 1938 ingresa como Secretario al Hospital Rodríguez Jáuregui, donde llegó a  ejercer la administración y en ese cargo se jubiló.

    Paralelamente,  desempeñaba un importante cargo administrativo en casa Burrone Hermanos. Desde niño sintió pasión por la música y el canto. A los trece años sus padres le compran una guitarra, donde empezó entonando las canciones vascas que su madre tarareaba, Doña Isabel Ezcurra. Conocía música y solfeo cantado. Poseedor de una buena voz y gusto, formo dúo con su hermano Esteban. Más tarde canto a dúo con nuestro Artemio Bernal, marcando un época brillante por 1935.-

    Con Juan Scrinzi actúa en 1936 en Radio Litoral de Rosario, pero rescindió el contrato ofrecido, el cantaba para la bohemia, para los amigos y para los festivales desinteresadamente. En 1937 forma un dúo muy recordado  con Agustín de la Costa. No obstante formar dúo con su hermano Esteban, en las veladas donde también actuaban los hermanos De la Costa, el vasco espontáneamente lo hacia con Agustín o Perico, para alejar toda duda de rivalidad. Así era de franco y leal. Actúo también en el viejo conjunto teatral  “Tradición Pampeana”.-

    Fue amigo de muchos trovadores: Hilario Cuadros, José María de Hoyos, Fernando Ochoa, donde hasta hace poco era invitado periódicamente a su Rancho a recitar. Muchas de sus letras son cantadas en emisoras radiales por payadores sureños como Roberto Ayrala, Hugo Peralta, Oscar del Cerro y el desaparecido Amilcar Neyra.-

    En suma: que el Vasco formó parte inseparable de las expresiones musicales populares de nuestro pueblo durante 45 años y llevaba en su alma junto con el desinterés y el afecto por los amigos, un pedazo fervoroso de ese Pergamino que lo vio pasar con cariño.”

    Pedro López Godoy, Pergamino,  Provincia de Buenos Aires, Argentina. Abril 1969
                                                                                     

    Requiem: A Don Leandro Zabalza

    Tuco Sautu me arrima la noticia. Me resisto a creerlo y, sin embargo, tiene que ser verdad lo que me dice, De que se acaba de morir el Vasco… Pero, ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Cual fue el motivo? Qué oculto maleficio trastornado te colgó su crespón definitivo –Medalla recargada de presagios—sobre el noblote corazón henchido de milongas, de cifras y malambos que aprendiste a querer en esta tierra, donde atrapaste la raíz del gaucho, para fundar tu sangre conmovida, en esa integración de tu milagro…

    Y, bueno, ya esta hecho, no hay remedio,
    si Dios lo quiso así, ya habrá pensado
    que en el andarivel donde corrías
    te estaba haciendo falta mas caballo
    y resolvió encenderte alguna estrella,
    para que puedas estrenar tu canto, tu milonga a la Taba
    y esa zamba que tanto le gustaba a los muchachos,
    “Zamba de la Provincia”, que una noche,
    cantaste en mi guitarra, enginebrado….

    ¿Te puedo hacer una pregunta?....
    Decime: ¿Cómo es la muerte, hermano?
    ¿cuesta medir la dimensión del tiempo?
    ¿no te marco la oscilación del salto
    la inminente grandeza de La Nada,
    el vacío total sin luz, sin pájaros,
    con el verso inconcluso que dejaste
    y que ya nunca vas a terminarlo,
    porque la vida se te fue de golpe
    y ya hasta de escribir te has olvidado?

    ¿Qué dirá tu guitarra compañera
    cuando sienta la ausencia de tus manos
    y emplume pichonadas de canciones
    para tu idioma del decir paisano?
    y no este ni la sombra de tu sombra
    para estrenar la vocación del canto,
    la calidez magnifica del verbo
    que atrapaste en tus noches de milagro,
    en ese Pergamino de bohemia,
    de viejas serenatas y de guapos..

    Me imagino que el Club cerró su puerta,
    que no hubo domino, tute ni dados,
    que en la mesa del fondo que ocupabas,
    alguien te puso a media hasta un vaso
    y encendieron la vela de un recuerdo
    cuando ibas con rumbo al campo santo
    horizontal, yacente para siempre
    con la tremenda rigidez del mármol.

    Es muy feo esto de irse así de pronto,
    ¿no pudiste, siquiera, insinuarnos
    una sola palabra, un solo indicio,
    para estar por lo menos preparados,
    para ponerte cerca una guitarra
    y prender en tu pecho noble y amplio
    la salobre medalla de esta grima
    que escapa de mis ojos consternados.
    Porque te fuiste así, sin la caricia
    que tengo en la machura de mis manos
    y que tiene la cálida tibieza
    de un sensitivo corazón de pájaro?...

    Dios te va a poner una academia,
    así aprenden guitarra algunos santos,
    allí debe haber Ángeles buenos
    para los entreveros del malambo,
    o algún pulpero gringo que te sirva
    un “ginebron” de su porrón de barro,
    o lo encontres al viejo Don Gabino
    payando con estrellas y con astros
    Y te envite a pulsar la de seis cuerdas.
    Si se da el juego, avisame hermano.

    (Tuco Sautu me arrima la noticia, no puedo escribir mas…¡Estoy llorando!...)

    Adolfo Torres Arias, Ciudad de Santa Fe, Argentina. Marzo1969

    Don Leandro Zabalza es el padre de Adolfo `Vasco´Zabalza , buen amigo y colaborador de Argentina Mundo

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Guillermo Adrover29/04/2013 00:17:02

    Luego de leer los comentarios de don Pedro Lopez Godoy sobre la personalidad del desaparecido poeta pergaminense(Vasco de origen),don Leandro Zabalza;y de quienes lo sucedieron con sus opiniones en este portal,no puedo menos que agradecer a la providencia que hoy me permite,compartir la mesa de cafè y otros eventos,nada menos que con el hijo de este procer de la literatura criolla y pueblerina,el querido amigo Adolfo.Y no solo eso;compartir con un grupo de gente con quienes dia a dia desgranamos temas generales que enriquecen,permitièndome disfrutar de una sana amistad.Un abrazo de un "extranjero"adoptado en Pergamino.Guillermo.

    Coco Díaz28/04/2013 12:06:51

    Amigo Adolfo con enorme alegria te hago estas lineas en las quiiero volcar mi admiración y la enorme satisfacci+on de saber que estan recordando a
    Don Leandro "Vasco" Zavalza, con qujien la vida me ha dado la oportunidad de compartir y de grabar una creación maravillosa de El como es la
    "Tropilla de mi Sangre. Te mando un gran abrazo Coco Díaz

    Cacique28/04/2013 05:17:48

    Vasco querido, por ahora nos separan físicamente "apenas" 15.000 kilómetros.... no nos conocemos personalmente (todavía) pero es como si te hubiera conocido de toda la Vida.
    En cuanto a lo "de tal palo tal astilla",que se puede agregar al respecto!!!! Ahora viene "el palo". 1) Caminar no menos de 10 cuadras por día, SIN BASTÓN!!!! 2)Cada dos o tres horas, aspirar y expirar A FONDO,por un lado hasta qu parezca que los pulmones y cuando exhalás, hasta que escuches los "pititos"de "no hay más", todavía un poco más!!!
    No soy médico, ojito!!! Pero estos consejos me los dió mi médico de cabecera y.... vaya que surtieron efecto!!!! Te paso esta sugerencia porque personalmente, prácticamente me salvó la Vida...... Un abrazo muy fuerte!!!!!! Cacique.

    Dali Amaya Iztueta (tbien nieta de vasco)28/04/2013 00:51:44

    Personalmete, no conozco a Adolfo, pero...a traves de sus relatos, me doy cuenta que es una persona excelente..FELICITACIONES !!!!!!!!!!Dali

    YOLY DOMINGUEZ27/04/2013 18:31:11

    De tal palo tal astilla eslo que dice el refran ahora lo estoy conociendo¡Que orgulloso debe estar de haber tenido tal padre y que gran herencia le ha dejado la mejor, la de ser buena persona, como él lo fue honrado ¡¡y poeta!! mis felicitaciones y un ruego para sus padres y gracias por los que nos dejo

    YOLI DOMINGUEZ

    Fernando,Zabalza27/04/2013 16:59:58

    Lamentablemente no llegaba al año de edad cuando mi abuelo se fue para siempre.
    Pero me pude alimentar de todos los comentarios de los personajes de Pergamino.
    Siento profundamente no haber podido disfrutarlo como abuelo,acompañarlo a esos entreveros de milonga y recitado.
    Mi padre siguió con la tradición y escucharlo recitar me emociona hasta lo más profundo,
    Siento orgullo de llevar el apellido Zabalza, sinónimo de honradez,amistad y educación.

    Ricardo Biglieri27/04/2013 06:43:22

    Aunque no tuve la fortuna de conocerlo personalmente, sí a su honorable familia y al Vasco en particular,con quién compartimos malas y buenas, creo muy acertada la opinión del Sr. Mendiburu, que conociendo las astillas podemos saber de la clase de palo de donde provienen.
    A todos ellos ¡muchas gracias por ofrecerme su amistad!

    Norma Zabalza,hija de Leandro16/07/2012 04:54:32

    Agradezco a Dios el padre que me dio,un HOMBRE con mayúscula y un padre ejemplar. Me siento muy orgullosa de llevar su apellido gracias

    Ariel Pedro Lamberto08/02/2012 16:23:32

    Querido Vasco: evidentemente es tan cierto aquéllo de que por el fruto conocereis el arbol es que sin duda ha sido tan frondozo y productivo como para alimentar el alma de quienes lo rodearon,creo que en vos pasa exactamente lo mismo.Recibe un fuerte y afectuoso abrazo.

    Gisela Ballestrasse02/02/2012 22:32:57

    SUPER ORGULLOSA DE SER SU NIETA!!!!!!!!!!!!!!!

    Julio Martín de Sautu01/02/2012 13:17:22

    A pesar de ser muy joven comparado con el Vasco,pues era dos años mayor que mi padre, tuve la suerte que me concediera el honor de acompañarlo en algunas guitarreadas.
    Hablar de sus cualidades, desde caballero que hacía honor a su estirpe vasca, hasta ejecutante sin medida, elegido por Nuestro Señor, quién lo dotó de condiciones sin par que acompañaba con sus interpretaciones como payador, sería interminable, plagado de anécdotas; Además me es muy grato saber que su hijo Adolfo me cuente entre su circulo entre de allegados.

    francisco polola01/02/2012 05:44:31

    CONOCIENDO AL VASCO HIJO ME IMAGINO LA GRAN PERSOLALIDAD QUE HAB´RA TENIDO SU PADRE A QUIEN NO CONOCÍ.TODO QUEREMOS AL VASCO HIJO DE QUIEN GUARDO MI ORGULLO DE SER SU AMIGO.POLOLA

    beatriz carnevale01/02/2012 05:21:13

    FELICITACIONES,Adolfo,hermoso recuerdo,
    y una oracion para tu padre,y tambien para
    yolanda ,madre ejemplar,carinos, Beatriz.

    Héctor Eduardo Raimundo Mendiburu31/01/2012 03:46:36

    No tuve el privilegio de conocerlo a Don Leandro, aunque si lo imagino en la figura de su hijo, Adolfo (un maestro) y al revés del dicho puedo imaginar el palo conociendo la astilla.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos