• Argentina Folklore - Sebastián Domínguez - Encuentros con Yupanqui

    El profesor de guitarra Sebastián Domínguez y colega de radio  realiza el programa   "De Segovia a Yupanqui",   con la participación  especial de  Fabio Caputo Rey,  que se difunde los domingos a las 18 hs.  por Radio Nacional de Argentina - Frecuencia Clásica FM 96.7 Mhz., desde Buenos Aires, Argentina.  Le pedimos  que nos contara su relación con uno de los grandes creadores de nuestro folklore, Yupanqui. Aquí tienen sus palabras…

    “Conocer al maestro Atahualpa Yupanqui fue otro de los grandes acontecimientos que pude cosechar  en este  largo caminar radiofónico. Mi primer encuentro se produjo la mañana del 7 de septiembre de 1984 con el objeto de producir un programa especial para el Servicio Oficial de Radiodifusión. Sabiendo que era muy estricto en los reportajes, llegué puntualmente y preparado como si  tuviera que rendir  la última materia de un profesorado yupanquiano.

    Me recibió cordial, con fuerte mirada fija y cierta distancia, muy típica de él. Apenas terminado el saludo protocolar, me preguntó muy seriamente: “Sr. Periodista, usted me dirá primeramente cómo piensa desarrollar su reportaje, qué asuntos desea tratar”. Le aclaré que no era periodista, sino docente musical y que, paralelamente, dirigía en Radio Nacional un programa didáctico sobre el arte de la guitarra. Se le dibujo una  leve sonrisa y me contestó: “A ver si entendí bien, usted es profesor y “chirolea” con alumnos de guitarra?”. Ante mi confirmación, cerró sus dudas diciéndome: “Hubiéramos empezado por ahí, paisano…”

    La entrevista había sido pactada por algunos minutos pero se prolongó, para mi asombro, casi una hora. Guardo como un verdadero tesoro cultural aquella cinta cassette donde Yupanqui volcó no solamente su historia familiar, sino los valores filosóficos que marcaron su relación mística con el instrumento:

    ”Por muchas razones yo vengo de la madera porque mis antepasados fueron carpinteros, ebanistas, que hacían  puertas para conventos. Otros parientes, por desdicha del destino, por imperio de la necesidad, fueron hacheros. Tuvieron que hachar el árbol, hachar la madera, vale decir, dejar a los  pájaros sin nido. Esto es uno de los procesos más dolorosos que puede atravesar un hombre: quitarle el nido a un pájaro por hachar un árbol. Pero eso son otras consecuencias que luego uno paga tocando, como castigo, cien canciones durante cuarenta años en tono menor.”

    Sebastián Domínguez, profesor de guitarra y difusor de los guitarristas más famosos del mundo en su programa de Radio Nacional de Argentina, entrevistando a Atahualpa Yupanqui en 1984Con la misma emoción se refirió sobre los jóvenes intérpretes:

    “Si el joven que es inquieto por la guitarra, por la música y además de eso es inquieto por la vida y por los instantes más altos y ejemplarizantes que pueda tener la vida, llamará “misterios” y pensará que son descubrimientos exclusivos, como los he pensado yo…Entonces pienso que si algún joven por ahí encuentra misterios diferentes, formas del misterio de la vida en la guitarra, es porque va orientando su vida también, va preparando su alma, su inteligencia, su condición humana la va preparando para entregarla luego a la guitarra…”

    Al final expresó: “Me gusta enterarme de que en Radio Nacional dedican cada semana a hablar, exaltar los valores de este viejo árbol hueco que anida tantos pájaros, desde el punto de vista de las interpretaciones maravillosas. Ojala que nuestro mundo, nuestra gente, nuestros estudiantes de guitarra, que las asociaciones  guitarristicas que hay en el país no piensen que hay dos o tres clases de guitarra. Yo creo que todos debemos ser una sola hermandad, respetuosa y respetable”.

    Años más tarde, recordándole esta frase, agregó: “Sí, claro, si nos pusiéramos de acuerdo entre todos los guitarristas deberíamos sentirnos hermanos ya que hemos sido engendrados  por una misma madre llamada `guitarra´”.

    Conocer a Yupanqui personalmente fue encontrarme con un artista fuera de lo común, un yacimiento cultural sin fronteras. Se percibía desde la primera frase que pronunciaba lo que alguna vez se dijo acertadamente de él: “Atahualpa Yupanqui es un verdadero maestro que no necesita de tiza y pizarrón para dejarnos grandes enseñanzas”

    El nerviosismo del principio fue reemplazado  por un final emocionado, donde no faltaron los deseos recíprocos de próximos encuentros. Me iba con mi grabador, mi cinta cassette y la confirmación de lo que alguna vez escribiera Yupanqui en su poema Destino del Canto:

    “La luz  que alumbra el corazón del artista es una lámpara milagrosa que el pueblo usa para encontrar la belleza en el camino, la soledad, el miedo, el amor y la muerte”.


    Eduardo, amigos de Argentina al Mundo: Hay una carta de Atahualpa escrita en Berlín a un amigo, donde le habla de nuestra labor en Radio Nacional y hace una definición sobre el Programa. Sus conceptos me han honrado considerablemente. Comparto  fragmento de dichos conceptos por si le son útiles para su conocimiento y análisis:

    Sebastián Domínguez conduce un ciclo muy cálido y didáctico titulado `De Segovia a Yupanqui´ en las que destaca, no la eficiencia puramente técnica, sino el amor y la dignidad de los que representan la guitarra en alguna etapa de la vida artística. Él no hace comparaciones. No cabría hacerlas. Solo eleva a la consideración de los oyentes, la consagración de una vida en honor a la guitarra y su destino en la formación cultural del pueblo”
    Atahualpa Yupanqui / Berlín – Octubre de 1985/ Carta a Santiago Paz, Islas Canarias.

    Historia de las dos fotos:

    La que aparece en la portada de la nota es en la puerta de Radio Nacional de Argentina, el 22 de marzo de 1992. Vino a despedirse, días antes de su viaje a París. Dos meses después, el 23 de mayo, fallecería en Francia. La otra pertenece al primer reportaje del 7 de septiembre de 1984 al que me refiero más arriba.

    Sebastián Domínguez "De Segovia a Yupanqui"

    Don Ata cantando su tema de nuestro folklore “Los ejes de mi carreta” con nuestro agradecimiento al Profesor Sebastián Domínguez por esta nota y por su labor radiofónica en pro de nuestra cultura.



    Pieza musical de Los ejes de mi carreta, de Romildo Risso (letra) y Atahualpa Yupanqui (música)
    Letra de Romildo Risso (poeta uruguayo)
    Música de Atahualpa Yupanqui  (Héctor Roberto Chavero Aramburo)


    Porque no engraso los ejes
    me llaman abandonado.
    Porque no engraso los ejes
    me llaman abandonado.

    Si a mí me gusta que suenen
    para qué los quiero engrasados.
    Si a mí me gusta que suenen
    para qué los quiero engrasados

    Es demasiado aburrido
    seguir y seguir la huella.
    Es demasiado aburrido
    seguir y seguir la huella

    He andado tantos caminos
    sin nadie que me entretenga.
    He andado tantos caminos
    sin nadie que me entretenga.
    Porque no engraso los ejes.

    Argentina al Mundo en sentido homenaje al gran artista del folklore argentino que es  Atahualpa Yupanqui

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Sebastián Domínguez - Programa "De Segovia a Yupanqui"23/05/2013 01:02:03

    Amigos de Argentina Mundo, en este 23 de mayo 2013, al cumplirse un año más de la partida de Don Ata, quiero compartir este poema suyo. El espíritu del mismo que lo enmarca en el primer verso, se cumple. La memoria y vigencia de Yupanqui hace que su presencia a través del arte mantenga viva su palabra, su música, su poesía.

    LA MANO DE MI RUMOR

    No puede ser que me vaya del todo cuando me muera,
    Que no quede ni la espera detrás de la voz que calla.

    No puede ser que solo haya ciclos de sombra y olvido
    En este amor desmedido que se me yergue en el pecho,
    Si hasta en el trino deshecho se salva el duelo del nido.

    Pongo mi infancia en canciones y siento que se ilumina
    Una siesta golondrina toda duraznos pintones.
    Celebro las estaciones, lloro su fugacidad.
    Y al anegar de piedad la mortaja de su, gloria,
    Me crecen en la memoria remansos de eternidad.

    Cuando, no esté, cuando el leve sobresalto que me ordena
    Se trueque en tiempo de arena conmemorado, en la nieve;
    Cuando en mis venas abreve la liturgia de la flor,
    Tal vez algún labrador cansado de madrugadas
    Sienta en sus manos aradas la mano de mi rumor.

    Atahualpa Yupanqui

    ADOLFO ZABALZA08/06/2011 05:57:16

    GRACIAS EDUARDO POR HACERNOS PARTICIPE DE ESTA NOTA QUE RESALTA LOS MAS PUROS VALORES DE NUESTRA TIERRA ARGENTINA EN LA PERSONA DE DON ATAHUALPA YUPANQUI.- FELICITACIONES TAMBIEN AL PROF.SEBASTIAN DOMINGUEZ,QUE HICIERA TAN EXCELENTE NOTA.- ATTE ADOLFO "VASCO" ZABALZA (PERGAMINO-ARGENTINA)

    María García16/05/2011 22:36:37

    Gracias por este reportaje. Conmovedor... eso de no dejar a un pájaro sin nido... ¡qué sensibilidad y cosmovisión abarcadora!

    Arturo Zeballos14/05/2011 16:38:37

    Felicitaciones para Eduardo por haber compartido esta hemosa nota sobre el amigo Sebastiàn Dominguez y su experiencia con el ALMA DE AMERICA, don Atahualpa Yupanqui
    esperamos ancioso mas novedades al respecto
    con aprecio y amistad
    ARZE
    Pergamino

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos