• Argentina Provincias – La Luz Mala según Aldiser

    Tras haber editado este relatado verídico sobre La Luz Mala de Marta Susana Siciliano, y percibir cómo los racionalistas puros y duros, o los habitantes de las ciudades y otros… se toman en solfa el tema, creyendo que los del campo en Argentina somos tontos, o dan explicaciones infantiles (Ejemplo: los huesos de los animales muertos… los he visto en noches pampeanas recorriendo Argentina, nada que ver). Voy a relatar tres casos en mi familia (Uno de ellos lo viví con seis o siete años)…dos de luz mala y uno de bola de fuego en el Caribe. A diferencia del final que, condescendiente, puso mi amiga pergaminense Siciliano, por si no la creían… en mi caso, me importa poco lo que opinen los lectores. Relato tal como lo vi o escuché de personas muy serias y poco dadas a inventar historias…



    Noche luminosa de verano con la Tía María en su chacra de Isla Verde

    Los hombres habían ido a ver un partido de verano en Colonia Progreso, a la que pusieron Bernardo O Higgins no sé para qué, sigue siendo “Progreso”. Las dos hermanas, mi tía y mi madre, charlaban cerca de la ventana que daba a los corrales; los chicos jugábamos en el suelo, cerca de la mesa. De pronto, alertada por los mugidos y ladridos de los animales, mi tía salió disparada hacia la ventana, para cerrar las persianas… pero llegó tarde, una poderosa luz, como de halógeno, iluminó unos segundos la habitación, mientras pasaba sobre la casa chacarera, hasta que la ventana quedó tapiada. Mi hermana y primo eran más pequeños. A mí me sobresaltó y quedé escuchando la conversación, que fue muy impactante lo ocurrido. María Santoni de Valentinuzzi contaba a mi madre que, cada tanto, se daba ese fenómeno, siempre viniendo del mismo lugar y pasando sobre molino, tanque, potreros, casa y arboleda. Como ocurría hacia la medianoche, muchas veces ya estaban acostados… sólo escuchaban la alerta de los animales. Y claro, fue motivo de conversación por años, al que siempre se unía la otra experiencia...

    Miguel y Nélida, volviendo del baile en La Mariposa en un poderoso Ford T

    Mi padre y su hermana retornaban a General Baldissera desde ese boliche islaverdense, siempre por la Provincia de Córdoba. De pronto una luz como de locomotora, pero más blanca y potente, los enfrenta. Se acerca veloz y los acompaña un buen tramo como posada sobre el guardabarro izquierdo, el del conductor. Mi padre, tan impactado como Nélida, se aferró al volante esperando qué podía pasar. En un momento dado, tal vez segundos después que parecieron siglos, la luz se difuminó y ellos, blancos por el susto, pasaron todavía un buen rato sin decir palabra. Miguel, herrero al que su padre de Dignano All Tagliamento había formado a la manera friulana, era muy dado a las fantasías con el hierro, pero nada más. Jamás se les hubiera ocurrido a ambos contarse una historia, no necesitaban hacerlo.

    La tía Amelania, del nombre raro… y una extraña visión en El Caribe

    La bola de fuego cruzando el cielo. Asociamos este hecho a la luz mala de la pampa en ArgentinaHermana de Juanita y María Santoni (las de la primera experiencia) esta tía joven de la familia se fue pronto de Baldissera. Con los años, en Rosario se casó con un suboficial de la Marina que pasó a la mercante muy pronto, donde fue jefe de máquinas, creo que se dice así, el equivalente al capitán, pero abajo. Y reparando los motores estaba con sus colaboradores en un barco mercante argentino, con cargas hacia y desde El Caribe. La tarde era muy calurosa, como corresponde al casi perpetuo verano de la región, y con calma chicha. Amelania (Las hermanas mayores le habían elegido Melanie… por una novela que estaban leyendo, pero el nonno Giovanni Santoni se hizo un lío cuando llegó al juzgado del pueblo… Amelania!), como los marineros que no tenían actividades específicas en el momento, estaba en la cubierta, buscando las sombras.

     

    De pronto, como saliendo del agua misma, a un costado del barco, una bola de fuego más o menos como un balón de basket, cruzó frente a ellos, recorriendo el largo de la embarcación argentina y desapareciendo veloz de la vista de todos. Los más veteranos trabajadores del mar que compartieron el momento, le explicaron que era un fenómeno que ya habían visto otras veces, pero no por eso dejaban de asustarse cada vez que se les aparecía.

    Las bolas de fuego en El Caribe y la luz mala de los campos pampeanos de Argentina ¿Tienen relación?Las bolas de fuego ¿De dónde vienen? ¿Qué son?

    Sobre estas bolas de fuego en El Caribe se hacen estudios y buscan explicaciones por parte de la NASA, los expertos de universidades norteamericanas, etc. habiendo muy buenos libros y documentales en televisión. A diferencia de la luz mala pampeana, nadie dice que sean almas de difuntos que buscan la paz. Pero ambos fenómenos… cosas habedes Sancho que no sabedes… sí, que no lo sabes Sancho, que está lo inefable, pequeño humano habitante del Universo, presumido y presuntuoso.

     

    ¿Qué no me crees? ¡A mí qué me importa!
    Eduardo Aldiser
    Argentina Tango  - Radio Aldiser - Argentina Mundo  - Argentina FolkloreCanal Aldiser
     

    Otras notas sobre fenómenos paranormales y creencias populares

    La luz mala de Argentina. La Santa Compaña gallega

    Argentina Mundo con meigas gallegas en relato de Elida Cantarella

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Luis Humberto Leoni Ratto07/03/2017 14:11:31

    En San Nicolas de los Arroyos, en el campo de mi-tio-abuelo Don Antonio Campilongo Flores, en las noches que se juntaban a tomar unos mates los trabajadores rurales, mas de una vez escuche lo que decian sobre la luz mala y YO con mis pocos años me conmocionaba, pero la curiosidad podia mas que mi miedo y seguia escuchando a los paisanos. Huija verija...tanto la madre como la hija...ja ja.-

    Nestor Hugo Manceñido07/03/2017 13:32:03

    Nestor Hugo Manceñido · Amigo(a) de Jose Maria Perak
    EDUARDO ME FASCINAN SUS COMENTARIOS SOBRE TODO SOBRE LA LUZ MALA , SOY DE ISLA VERDE EN LA PCIA, DE CORDOBA, COMENTE SUS PUBLICACIONES CON SU PRIMO JOSE VALENTINUZI, Y EL TAMBIEN RECORDABA Q. CUANDO ERA CHICO Y VIVIAN EN EL CAMPO LA VIERON A LA LUZ MUCHAS VECES, ERA YA COMO ALGO ANORMAL SI POR LAS NOCHES NO APARECIA LA LUZ, JOSE VIVE A POCAS CUADRAS DE MI CASA, SOY NACIDO EN ISLA VERDE, Y LOS COMENTARIOS DE LA LUZ EN EL CAMPO PALENA Y EL BOLICHE LA MARIPOSA YO LOESCUCHE CUANDO ERA NIÑO, ES VERDAD LO Q. UD. COMENTA . Y HAY MAS TEMAS PARA CHARLAR, UN ABRAZO A TRAVES DE LA DISTANCIA...

    Elida N. Cantarella01/03/2015 20:33:26

    Esas ráfagas de luces, evidentemente, siempre estuvieron. En las zonas rurales era atribuido al fósforo que emanan de los huesos de animales en descomposición. En zonas como el Cerro Uritorco (Pcìa de Córdoba, Argentina)se le atribuyen a los OVNIS. El caso es que el tema da para relatar historias, para asombrarse y lo peor, para asustarse.Nunca las he visto, si he oído hablar de ellas. Mis relatos o cuentos acerca de temas "paranormales" se fundamentan en lo fantástico e inverosímil. Un abrazo, Eduardo, y gracias por sus aportes literarios.

    Alda Renèe Salzarulo24/02/2015 21:52:46

    Un amigo de mi sobrina nacido y criado en el campo, asegura que en desde su casa, la vieron muchas veces y me comprometì a escribirle la historia, cosa que nunca hice. Ahora, Carlos me lo recuerda al tocar el tema.Nadie puede afirmar ni desmentir, todo lo que nos rodea es tan preciso, tan bien armado, tan variable e inmutable al mismo tiempo que serìa un desafìo impertinente tratar de descifrarlo. La ciencia avanzó mucho, pero felizmente siempre qudan huecos y lugares para el asombro.

    Maria Cristina Azcoitia24/02/2015 19:34:25

    No sufrí nunca experiencias de ese tipo. ni gente o amigos me hablaron al respecto. La ùnica explicación escuchada sobre luces malas eran la de huesos animales.
    Debe ser terrible.....



    cesar tamborini duca24/02/2015 11:58:30

    Olvidé citar, para los que gustan estas cosas campestres (fábulas, cuentos, o como quieran llamarlas) que un escritor pampeano, un investigador, ENRIQUE STIEBEN, hizo una recopilación en su libro "HUALICHO MAPU. Leyendas, cuentos y relatos de la pampa misteriosa" en el cual se encuentran muchas leyendas que quiso rescatar del olvido interrogando a indios de la etnia mapuche de La Pampa y Neuquen, en diversos parajes de esas provincias, e intercalando el significado de palabras en mapudungu. No sé si se consigue con facilidad, la edición que poseo es de Editorial albatros, de 1951. Es muy interesante.

    cesar j. tamborini duca23/02/2015 21:39:11

    Una noche que se me apareció la corrí con la guasca y ahí nomás se apartó y... de no creer ¡nunca más apareció! ja, ja, perdón por el chiste. Viví muchos años en pueblo de campo, y en el propio campo de mis abuelos; era habitual hablar de la luz mala, que si bien no corresponden al alma de algún difunto (creencia de los gauchos) sí en cambio pueden corresponder a sus huesos; o a los huesos de animales, que provocan una fosforecencia conocida también como "fuegos fatuos". Confieso que nunca alcancé a ver el fenómeno, pese a que en muchísimas ocasiones viajaba de noche acompañando en el coche a mi papá, o algún tío. Es una frustración, pues pese al temor que pudiera inspirarme cuando era todavía un niño, hubiera sido testigo del fenómeno. Con respecto a la luz que penetra por la ventana, no sé si sería terrorífico como menciona Marta Siciliano, pero también sobre eso escuché muchos comentarios, siempre atribuidos a un fenómeno atmosférico que tiene un nombre específico, pero lamentablemente no me viene a la memoria (pero para ilustración de los lectores, sería algo así como un rayo o un relámpago, es decir una descarga eléctrica). Repito que no ví ninguno de estos fenómenos, pero sí escuché contarlos muchas veces, generalmente alrededor de un cordero en la cruz contado por mis paisanos de Lonquimay.

    Marta Susana Siciliano - Manuel Ocampo - Provincia de Buenos Aires23/02/2015 20:56:00

    Yo la veía muy lejana, desde el patio de mi casa, en el campo, pero, cuando la vi en "su propia casa", en un camino de tierra, a las 11 de la noche, sobre el capot del auto y donde lo único viviente era un caballo asustado, pude comprobar que estaba a una distancia en línea recta, de unos 8 kms. aproximadamente de mi casa. Por eso me quedó la idea de que era algo sobrenatural, sin explicación científica. Y así fue que he sido publicada en esta revista online de Argentina que se publica en España...

    http://argentinafolkloreyprovincias.es/Pampa-Argentina.-La-luz-mala-toda-una-tradicion/558

    Luis Humberto Leoni Ratto, Buenos Aires23/02/2015 20:51:18

    NUNCA VI UN OVNI ¡¡ PERO EN GENERAL VILLEGAS, PCIA DE BUENOS AIRES, EN NOCHES DE VERANO, SIENDO GURISES CURIOSOS Y EN PASEOS FURTIVOS DE MADRUGADA VARIAS VECES VIMOS LA LLAMDA LUZ MALA ¡¡ EN ESOS MOMENTOS, QUE CHUCHO, MANUCHO ¡¡

    Martha Piccat General Baldissera Cordoba23/02/2015 20:48:57

    Una noche, en mi pueblo, a altas horas, vimos un objeto luminoso que caminaba el cielo y en un momento se volvió de diversos colores y parecía agrandarse. Mi hijo Facundo fue rápidamente por su cámara y lo filmó. Era un objeto no identificado. Lo enviamos a distintos medios de comunicación. Los periodistas agradecieron, un ufólogo analizó, y la mayoría de mis vecinos pensaron que era producto de mis alpargatas cambiadas. Son temas que despiertan un sinfín opiniones, y muchas personas que los han visto, lo tienen para sí por temor a las respuestas rápidas. Personalmente, no me afectó que se dijera algo, pues yo en realidad, vivo con las alpargatas cambiadas. Pero esa vez, era cierto.

    Norma Cavina - Camilo Aldao, Córdoba, Argentina23/02/2015 20:46:18

    No creo que la gente invente o se imagine una luz potente que ilumina con tanto poder. Me pregunto ¿ no será lo mismo que muchos han visto por lo general en rutas o zonas rurales y llamamos ovni relacionándolos con extraterrestres? Un misterio...

    Abelardo Giraudo - Santa Rosa de Conlara - San Luis - Argentina23/02/2015 18:49:53

    Este relato me hace recordar cuando estábamos en el campo de Angelito Giordana, en General Baldissera, Córdoba. En una ocasión estuvimos en el pueblo y nos fuimos de noche. Durante la cena la charla fue precisamente sobre luz mala y otras aparicones. Cuando volviamos alcampo se nos apareció, corrienddo a la par del sulky, era como un peludo grande luminoso que pesaria unos 1oo kilos. Corrió unos 150 metros con nosotros y desaparecio en la nada. Calculo que han pasado más de 50 años de aquel encuentro en medio de la noche, pero no se me olvidará jamás. Abelardo

    Marta Susana Siciliano20/02/2015 22:27:49

    Leí los relatos, Eduardo y realmente se me erizó la piel, recordando mi experiencia. Lo que no sabía es que podía entrar por la ventana. Debe ser terrorífico!!!
    En la actualidad no se escuchan esos casos, tal vez porque casi no hay gente que viva en el campo y quizá siga apareciendo sin que nadie la vea.
    Un abrazo y gracias por compartirlos.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos