• Argentina Provincias - Pergamino - Buenos Aires

    La ahora ciudad de Pergamino, en el noreste de la Provincia de Buenos Aires, Argentina, nació como una posta y luego fortín. La primera, llamada “La dormida” data de finales del Siglo XVI o comienzos del siguiente, como cruce de caminos hacia el Alto Perú, el Gran Chaco  o Cuyo y su cruce a Chile.En esas tierras pergaminenses han florecido desde entonces los payadores, de los que hay recuerdos y evocaciones de tardecitas en boliches y pulperías, cantando como troveros de la nueva tierra a sus paisajes y gentes.

     Adolfo “Vasco” Zabalza   nos trae en sus versos de payador pampeano, una visión de la Pergamino que aún está presente en rincones del Partido bonaerense, en sus estancias y campos fértiles, contrastando con la ciudad, que  vive su tráfago con la actividad industrial, comercial y administrativa que la caracteriza.

     

    Adolfo "Vasco" Zabalza, argentino de origen navarro y canto criollo en la pampa bonaerense, Argentina

    Vamos gaucho navarro, ensillemos un cimarrón y preparémonos para adentrarnos en una Pergamino que perdura en sus gauchos y en las costumbres pampeanas de sus gentes con tus dos verseados de fogón y guitarra. Abrámosle la tranquera a esos recuerdos...

     

     

     

     

     

    Pergamino rural, y sus Gauchos.

    Pergamino es el fortín
    De la pampa maloneada
    En tiempos de las patriadas
    Gestadas por San Martin,
    Sus campos son el jardín
    Con tapiz de trebolares,
    Sus ranchos son los altares
    Donde se rezan plegarias,
    Y en las viejas araucarias
    Vierten trinos los zorzales.

    En la bruma del recuerdo
    Por las cosas de mi tierra,
    La historia pampa se encierra
    Y en su silencio me pierdo,
    Voy montao al paso lerdo
    Del bagual de la nostalgia,
    Y el olor de la fragancia
    De los tiernos pastizales
    Hoy se adentra en los umbrales
    De ésta criolla y noble estancia.

    Sus extensos pastizales
    Alimentaron las tropas,
    Que en victorias o derrotas
    Cruzaron por estos lares,
    Sus potreros seculares
    Donde el cardo azul florece,
    Fue guarida de las reses
    Y de baguales cerriles,
    Que al sonar de los clarines
    Para la patria se ofrecen.

    Por estos pagos se oyeron
    Ruidos de guerra intestina,
    Y a la bandera argentina
    En jirones la partieron,
    Cientos de criollos murieron
    En los frentes de batalla
    Y hoy sus nombres son murallas
    Que iluminadas de gloria,
    Rinden culto a la memoria
    De quienes la historia calla.-

    Después de los entreveros
    Que nuestra historia ennoblece,
    El gaucho siembra las mieses
    De los tiempos venideros,
    Ya dejó de ser matrero
    Pa ser un buen arador,
    En la yerra es pialador
    Y echando un pial de volcao,
    Seguro que habrá maniao
    ¡al flete más bramador!

    Con sus manos agrietadas
    Por los trabajos rurales,
    Los criollos son pedestales
    De ésta patria acrisolada,
    Por su fama bien ganada
    De honrado y trabajador,
    El gaucho es embajador
    Del honor y la lealtad
    De un pueblo que en libertad
    ¡¡las gracias te da señor!!

    El genial ilustrador gráfico Molina Campos ha dejado plasmado el acontecer en la vida de los gauchos en todas sus facetas. Esta lámina se titula "Mateando"

     

     

     

     

     

     

    ¡¡Viejo Rancho!!
    Erguido cual una tacuara
    lucís con toda altivez,
    heridas que en tu vejez
    por siempre han quedao tatuadas,
    hoy están descascaradas
    tus paredes centenarias,
    la sombra de una araucaria
    te cubre del sol de enero,
    y en el medio del potrero
    ¡sos la pica legendaria!

    Del gaucho fuiste mansión
    y aunque pobre tu ropaje,
    muchas veces el indiaje
    de tus priendas se apropió,
    en tu cumbrera anidó
    la Tacuarita cantora,
    y con cercos de totoras
    a los vientos desafiaste,
    y altivo te le plantaste
    con guapeza arrolladora.-

    Desde el día en que naciste
    tus horcones te apuntalan,
    y con las ramas de un Tala
    tu techo e´paja, cubriste,
    por puerta siempre tuviste
    una bolsa remendada,
    y en el hueco e´tu ventana
    una chapa te clavaron,
    y las lluvias te lavaron
    cual mate e´yerba quemada.-

    Daba al patio un corredor
    cubierto por el alero,
    y en tus paredes los cueros
    de algún chancho cimarrón,
    en tu cocina, el fogón,
    calentaba la osamenta
    de aquél que capeó tormentas
    bajo un rotoso encerao,
    después de haber galopiao
    arreando vacas ajenas.-

    Poco moblaje has tenido
    y desde hace mucho tiempo,
    tan solo un catre de tiento
    tus mismos años ha vivido,
    es por eso que he querido
    tu pobreza resaltar,
    como así también gritar
    en un canto bien pampeano,
    que sos del gaucho ¡su hermano!
    y de la pampa ¡el altar!

    Adolfo “Vasco” Zabalza   
    Eduardo Aldiser    (introducción)      
    Argentina al Mundo  recordando y difundiendo la tradición y el folklore argentino en España, Europa, el Mundo

    Compartir en

    Lista de comentarios

    JAIME22/05/2011 20:03:01

    QUERIDO VASCO:LO TUYO,COMO SIEMPRE FANTASTICO.NO TE IMAGINAS LA ALEGRIA QUE ME CAUSA AL VIVIR EN MALLORCA Y LEER COSAS TUYAS EN ESPAÑA Y EL LUJO DE TENERTE COMO AMIGO.
    UN ABRAZO.
    gallego.-

    Lina y Betty21/05/2011 01:42:19

    Vasco Zabaza,sos un gaucho de aquellos...Lina y Betty...

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos