• José Larralde, bagual del folklore argentino – Por Andrés Hidalgo

     

    Larralde contó que es un mito la creencia de que Jorge Cafrune lo presentó en Cosquín y aseguró que fue el periodismo el que logró que él subiera al escenario. "Hay un mito con que Cafrune me presentó en Cosquín. Cafrune cantaba temas míos cuando yo trabajaba de peón en el campo", afirmó.El periodismo fue quien me presentó en realidad. Yo estaba cantando en la Europea y le pidieron a la comisión del Festival que suba y cante un tema y así lo hice. Después vinieron las compañías grabadoras a contratarme, pero como no sabía de qué se trataba, no acepté a ninguna. Finalmente, cuando ya estaba en Buenos Aires trabajando en un taller metalúrgico, la RCA insistió tanto que firmé contrato con ellos"
     


    José Larralde le ha dicho ¡No!... a los Festivales


    El cantor folklórico argentino José Larralde, triunfador en CosquínJosé Larralde se consagro en el Festival de Cosquín, pero por voluntad propia decidió renunciar a ellos, nunca más acepto actuar en ningún otro. Prefiere actuar en lugares cerrados con no mucho público. Él sostiene que en los festivales la gente bebe, canturrea, grita y baila mientras el artista actúa. En los festivales la gente va a divertirse, van a ver al Chaqueño Palavecino, a la Soledad, a Guarany y a tantos otros. Ellos con sus canciones levantan al público.

     

     

    José Larralde razona y no se equivoca cuando dice “Suponete que yo tenga que subir después de Los Manseros o del `Chaqueño´ ¿Qué hago yo sólito con una viola ahí? Muy pocos solistas actúan en un festival, porque es duro hacerlo, y lo digo porque lo he comprobado muchas veces con el mismo Atahualpa o con Falú. La gente no da bola porque va a otra cosa. Uno ve esas cosas y dice ¡no!..., porque se bastardea lo que uno hace. Hay trescientos festivales en el año, con un diez por ciento, vivís. Pero yo no me puedo dar el lujo de tirar todo por un festival”

    Es por eso que José Larralde sigue recorriendo las provincias, actuando en salas. Asegura que hace lo que se puede, anda mucho, y de esa manera pucherea (Asegura ser un sub ocupado). No tiene trabajo. Es decir, que si quiere trabajar gratis o por dos mangos, tiene. Pero él toda la vida canto en contra de la explotación, y no va a ser el primer explotado. Siempre dijo “Mi hambre es mío, no juegues con mi hambre

    José Larralde, un renegado social


    Disco de José Larralde, cantor del folklore argentino Si se pone atención en la poesía de Larralde siempre está presente la temática social, sea esta una canción campera o de amor. ¿Por qué?...  Si expresa su sentido amoroso y romántico en una canción, nunca lo hace desde un lugar bello, con un buen paisaje. No, lo va hacer desde un lugar nada romántico y lo más tétrico posible, como buscando en esto el reproche o una queja, es decir nada optimista. El ejemplo de esto lo podemos observar en los versos de su canción “Mejor me voy”. Dispuesto a declarar su amor en una serenata, al llegar a la ventana de su amada tiene dudas, hace su reflexión (crítica por cierto) y se dice así mismo: “Si solo tengo el verso por fortuna, tal vez ni llegue a saber que casi le canté, mejor me voy”

     

     

    A raíz de estos conceptos contradictorios del compositor y de su personalidad José explica “Esto ya está incorporado en mi, hago lo que sale, me pongo queriendo escribir algo romántico y termino hablando del hombre porque todo tiene que ver, porque una cosa termina siendo feliz si se come, si se está sano, o si se puede estudiar. Si no, empiezan los grandes problemas y entonces ¿Cómo hacer una canción de amor? por supuesto dentro de todo hay amor, porque todo lo que es rebeldía es amor. Donde voy yo siempre miro lo más feo y no las cosas lindas. Iglesias hay en todos lados, municipalidades hay en todos lados, la plaza es lo más lindo del pueblo. Todo es igual. Pero nadie se mete donde están los ranchos y el pueblerio. Conocer un lugar no es pasar por ahí o ver el paisaje. Fijate los políticos: Cuando van a un pueblo a hacer un discurso, les pintan los cordones y los postes de blanco y forman fila todas las autoridades y partidarios en la calle. Pero el Sr ese no dice: “Che... pará, esto está muy lindo y lo veo en todos lados. Vamos a entrar cinco cuadras para allá a ver que hay” Ninguno hace ni dice nada. Y yo por decirlo soy criticado y hasta aborrecido.

    Aquella vez en Floresta, con José Larralde


    El cantor de folklore y autor de muchísimos temas José Larralde, nacido en la Provincia de Buenos airesBuenos Aires, Teatro Gran Rivadavia, baluarte cultural del barrio de Floresta, butacas de otros tiempos. En su recital el cantor argentino José Larralde propone un culto a la espontaneidad, hace reír, emociona, se enoja “Si quiere alguien que yo cante todo de corrido, pongan un LP y una foto atrás” y en sus monólogos rescata personajes camperos que de tan reales, parecen inventados. “Muchas de las cosas que canto ya no suceden más, pero las he vivido. Hoy puedo darle de comer a mi familia, pero pasé hambre durante muchos años, así que bien puedo entender a un jubilado que en su vida hizo mucho más que yo y no tiene para comer”.

    El
    Che Guevara en un comentario de José Larralde

    “Una vez unos chicos habían colgado antes de un recital uno de esos pasacalles con la imagen del Che Guevara. Y una señora mayor se puso furiosa y no quería dejar que el show comenzara hasta que sacaran ese estandarte. No sé, quizás ella no querría que a través de ese símbolo me tildaran de comunista... pero a mí no me molestaba. Me han dicho tantas cosas... Y al Che ni siquiera lo veo como comunista, sino más bien como un lírico, un libertario”

    Los militares y Larralde

    Imagen del cantautor del folklore argentino José Larralde, a medio camino entre los cantores y los payadores bonaerenses, como él“Desde Buenos Aires también se ve con cierto prejuicio esa exaltación de nacionalismo que evidencia buena parte del folklore argentino. Contesto citando un ejemplo: yo podría haberme salvado del servicio militar por un problema que tenía en el pie. Pero me callé la boca e hice la colimba. Y me fui de voluntario al sur. Quizá no se entienda en Buenos Aires ese espíritu nacionalista, pero en el campo, para nosotros, llevar puesta una escarapela era un orgullo. La culpa de ese prejuicio la tuvieron en este país los militares, porque lo peor que hicieron, además del tema de los muertos y los desaparecidos, fue hacerle creer a la gente que la Patria era de ellos. Se asumieron como la reserva moral de la Patria, y se la apropiaron. Ellos lograron que nadie que no fuera milico pudiese después llevar una escarapela con orgullo.

    Durante la época de los militares José Larralde estuvo prohibido, igual que Cafrune, la Negra Mercedes Sosa y muchos artistas que no hacían más que cantar lo que pasaba a nuestro alrededor. José Larralde reconoce que con el tiempo ellos lograron que se sintiera importante. Pensar que un gobierno militar que se atrevió a desafiar a la OTAN, le tenía miedo a un cantor. Evidentemente, para algunos la palabra es más peligrosa que las armas. Y los militares no sabían cómo catalogarlo. Para algunos era un argentino de pura cepa. Para otros un comunista.

    José Larralde ¿El comunista?

    Foto de un disco RCA con la estampa del cantor del folklore argentino de estilo pampeano José LarraldeLarralde ni sabía lo que quería decir la palabra comunismo. A su pueblo llegaba un solo diario, y con una semana de atraso. Y luego entre los vecinos  lo iban pasando de casa en casa, porque no tenían plata para comprarlo. Sabemos que él se crio  laburando, y no tenía tiempo para enterarse de qué se trataba el comunismo. Se acuerda que había un solo socialista en el pueblo, y que la gente lo hacía a un lado. ¡Claro!..., era ateo el hombre. Pero en la época de mayor efervescencia política, 1960 y 1970, la lucha ideológica estaba dada por los militares por un lado y los intelectuales que querían hacer la revolución, por el otro. La gente común no entendía un pito. Ellos estaban acostumbrados a leer el Santos Vega y a Ricardo Güiraldes...  Pero tal vez una milonga de José Larralde tenía para su gente, mucho mayor contenido político y filosófico que un libro de Marx. De lo único que este cantautor está seguro es que a lo largo de toda mi vida siempre canto lo que vivió.

    ¿Es la culpa del rock? Se pregunta José Larralde

    Más joven, el cantor y autor del folklore argentino José Larralde, muy cercano a los payadores bonaerensesLarralde no comparte la opinión de muchos folkloristas que defenestran el Rock por extranjerizante. Y en su opinión dice “Si por el rock Argentina se extranjeriza, entonces las cosas andan muy mal. Significaría que este país no tiene ningún tipo de raíces culturales. Con ese criterio, me hubiese perdido a Bach, a Joan Báez. Me hubiese negado a que me inyecten penicilina porque la inventó un inglés. Es ridículo. Hay una tendencia extranjerizante en el país, pero por cuestiones mucho más graves que la “infiltración” del rock. Además, me gustan algunas cosas del rock. Elvis Presley por ejemplo, que es el Gardel del rock” Y aquí lo nombra a Carlos Gardel. Quizás los años vividos en Buenos Aires le hicieron valorar el tango y  hoy es una de sus músicas preferidas. “El hombre es un tango caminando. No te puede pasar nada en la vida que no esté escrito en un tango”.

     

     


    Larralde El origen de su apellido

    El cantautor del folklore argentino José Larralde, bonaerense de nacimiento Según datos extraídos del libro de Juan Garmendia Larrañaga titulado: “Artesanos de la regata del Bidasoa” (Sumbilla, Aranaz y Yanci) publicada por editorial Txertoa del País Vasco, en España, 1982, se cuenta que su abuelo llamado Teodoro Larralde, era un  carpintero y luthier que fabricaba instrumentos musicales. Pero también dicen, que para mantener mejor la economía de su hogar, en el bajo de su casa tenía una peluquería y una carnicería que atendía con su mujer “doña” Bibiana Iribarren. También fue electricista y hasta fabricante de txistu, quehacer manual donde demostró unas habilidades extraordinarias, a tal punto que sus instrumentos musicales adquirieron renombre más allá de la frontera del País Vasco. Es interesante saber esto sobre Teodoro Larralde, el que presumimos es el abuelo de José Larralde, ya que los datos aportados por Garmendia y del propio José Larralde nos encaminan a ese convencimiento.

    Reflexión final sobre José Larralde

    José Teodoro Larralde ha escrito más de seiscientas canciones, quizás la mitad de ellas no han sido aún editadas. Su trayectoria de cantor es noble y digna, voluntariamente se alejo de los buitre explotadores de artistas, muy comunes en este medio. Sin embargo, su gente no lo olvida, y lo siguen permanentemente en cada una de sus presentaciones y lo sostienen con la compra de sus discos.

    Su éxito artístico está bien sustentado en la auténtica y sincera expresión campera tanto como por el permanente testimonio que ha dado, a lo largo de toda su obra y de sus convicciones. El argentino José Larralde ha forjado una mística acaso única en el Folklore. Su clara y decidora voz y su estampa de patriarca contrastan con su obra, que siempre recurre sólo a lo imprescindible para mostrar las cosas más comunes de la vida. Larralde dice verdades y las dice con una convicción tal que las mismas trocan en universales canciones.

    El personal estilo del cantor de folklore argentino José LarraldeSus monólogos, los  que regala entre tema y tema, muestran un Larralde sagaz, agudo y atento observador de la realidad. Pero Larralde no se queda allí, también es testimonial cuando arremete denunciando las desigualdades entre pobres y ricos, entre peones y patrones o entre los todopoderosos señores instruidos de la ciudad y los aún hoy, desprotegidos trabajadores rurales.

    Capaz de cantarle una milonga de despedida al cigarrillo, al mate o al caballo como narrar poéticamente la envidia de un pájaro preso ante la algarabía de los gorriones libres, Larralde observa, escribe y canta aquellas cosas que, nosotros con el apuro de vivir, pasamos por alto. Allí, en sus canciones y en su poesía, campera, está el secreto de este autor de obras que recorren el país de punta a punta, dejando en cada pueblo un poco del hombre paisano de su tierra. José Larralde es, hoy, el único compositor del folklore nacional capaz de mostrar bellamente la esencia del hombre de nuestras llanuras.

    Qué mejor, para rematar este encuentro, que escucharlo cantando a José Larralde el tema suyo que mencionamos más arriba, "Mejor me voy"


    Bibliografías consultadas: Revista Viva (2004) - Revista Folklore (1967) - Canción Popular (2011) - El Bosque Nº 6 (1993) - Betty Aurrera - Larrañaga, editorial Txertoa (1983)

    Ya está la historia contada. Si quiere leerla completa, siga estos dos enlaces
    José Larralde, El Último Decidor por Andrés Hidalgo - Argentina Folklore
    José Larralde, canto prohibido Por Andrés Hidalgo – Folklore Argentina

    Andrés “Lolo” Hidalgo - Juan María Gutiérrez - Berazategui - Argentina andreshidalgo1948@yahoo.com.ar eleoandres@gmail.com
    Otras notas de Andrés Hidalgo
    Félix Dardo Palorma. Folklore argentino que llega de Cuyo
    Argentina folklore. Los Hermanos de la Torre, sanjuaninos de ley
    Folklore argentino. Hilario Cuadros, “El Trovador de Cuyo”
    Amalia de la Vega, folklore uruguayo y argentino en su voz
    Y ahora Los Quilla Huasi. Roberto Palmer, historia de un folklorista argentino
    Folklore argentino. Saúl Salinas, un sanjuanino de ayer
    Música Argentina. Hermes Vieyra, El Pianista de San Juan
    El Chango Rodríguez, folklore argentino desde el corazón

    Argentina Tango - Radio Aldiser - Argentina Mundo - Argentina Folklore - Canal Aldiser

     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos