• Argentina Folklore - Roberto Palmer - Historia de un folklorista argentino

    Se confiesa el cantor argentino  Roberto Palmer con sabrosas anécdotas a su amigo sanjuanino Andrés “Lolo” Hidalgo, donde podemos conocer detalles muy interesantes de su vida artística.  Quedan invitados a leer también el relato: Roberto Palmer en España

    Historias Anécdotas y Comentarios

    Malena  la del tango: “Yo trabajaba con el Trío Azul en un nigth club llamado Montmartre. Antes de nuestra entrada, cada noche, ahí tocaban el cordobés Ciriaco Ortiz, un grupo de música cubana y varios números más. Una noche llegó un pianista que se llamaba Armando Aranjuelo con una mujer rubia mayor, pero muy interesante. Nos la presentó diciendo “Malena”, yo en broma, le dije:  “¡canta el tango!”; sí, me respondió. Supe entonces que esa mujer, era la musa inspiradora del tango de Homero Manzi. “Malena”, su nombre verdadero era María Elena Tortolero, y se había iniciado como cantante de tangos en Buenos Aires”.

    También nos cuenta:  “Andrés, le mando el relato por milonga "Sucedido en un bailongo”, de Don Ángel Valentín Pérez, hombre de Provincia de La Pampa, allá en Argentina, gran amigo mío, criollo de ley que sabía observar y pintar en sus versos las costumbres, paisajes y cosas de la gente de aquella tierra.

    Este relato lo escribió cuando era muy joven todavía, inspirado en un baile de campo donde estuvo él y ocurrió más o menos lo que cuenta en los versos. Lamentablemente se fue físicamente para siempre hace unos cuantos años, pero nos dejó muchas cosas de su inspiración que no se han olvidado. Profundo admirador de Don Atahualpa Yupanqui, yo se lo presenté en una oportunidad que anduvo por Buenos Aires, se hicieron amigos y se escribieron muchas cartas”. 

    El cantor del folklore argentino Roberto Palmer junto a su hija Mónica, ahora abogada en Palma de Mallorca, Baleares, EspañaY nos cuenta sobre su vida personal:   “Hola Andrés: Con respecto a lo que usted no sabe de mi vida, le cuento que estoy casado desde hace 37 años con Belén, madrileña, y que vivo cerca de Madrid, en Pozuelo de Alarcón desde hace trece años, después que me despedí de  los Quilla, me quedé definitivamente.

    Tuve mi un primer  matrimonio con Elsa Ramos,  entrerriana (fallecida).  Tuvimos a nuestra hija Mirta Mónica, ella es abogada, y está viviendo en Palma de Mallorca, precisamente es ella la que ha subido a YouTube algunos videos de Los Quilla y míos". 

    “Le cuento que ya no actúo artísticamente, tampoco tengo muchas ganas de hacerlo, tengo problemas en los hombros,  una especie de rotura de ligamentos,  artritis y me molesta tocar la guitarra.  He tocado por  años con ese colgante tan incómodo que va desde el cuello a la boca de la guitarra. Para colmo de males, yo siempre toqué demasiado tenso, me costaba mucho relajarme en el escenario, y eso me ha hecho peor. Si a los treinta y seis años que estuve en “los Quilla”  le suma  lo que toqué antes, son muchos  de andar con la guitarra colgando del cuello”.                                                                                                         

    Después de escuchar una cueca dedicada a  Don Raúl Oro, cantada por su autor Saúl Quiroga, Roberto, me responde gentilmente y con emotivas palabras: “Amigo Andrés. pude bajar la cuequita, hermosa y muy evocativa.  Yo tuve la suerte, junto a mis compañeros Quillas, de compartir con don Raúl  Oro y su familia momentos inolvidables, y Saúl Quiroga  pinta a ese hombre con palabras exactas y sentimiento profundo. Es que Saúl fue y seguirá siendo un grande de Cuyo....”

    El Trío Azul del que formó parte el cantante argentino de folklore Roberto Palmer en los comienzos de su carrera profesional en Buenos Aires, ArgentinaLe pido más comentarios suyos de esa vida dedicada al folklore argentino y me contesta: “Respuesta a su pedido de anécdotas:  Tengo muchas para contar, algunas no recomendables, pero esas las cuento a los amigos en privado nomás. De las potables, una que nunca olvido es la siguiente: En 1948  tenía 17 años y trabajaba en una estación de servicio en General Pico, pero, a veces, en día libre o franco, acompañaba al Negro Travadelo en su camión donde llevaba combustible desde Pico a pueblos vecinos, entre ellos a los de los montes del Oeste de la Pampa.  O sea que yo iba de "lechuzón", como se denominaban a los que iban de acompañantes; a veces, de noche, parábamos, prendíamos  un fueguito con leñitas de caldén de las vizcacheras, y nos hacíamos unos churrasquitos y unos mates amargos de bajativos.

     

    Una noche de esas, por la radio del camión, que funcionaba con la batería, surgió el sonido de una guitarra maravillosa tocando un estilo.....en esa quietud, era indescriptible el momento mágico que creaba esa guitarra...era  nada menos que Eduardo Falú, en vivo, en un espacio corto que se llamaba "Una Guitarra en la Noche". A mí, que ya rascaba un poquito la guitarra, apenas de oído y malamente, escuchar esa maravilla me quedó grabado para siempre en el alma.

    ¡Quién iba a decirme que, muchos años después yo cantaría junto a ese artista sin par, grabar y charlar con él como amigo!  El estilo que tocó aquella noche encantada, se llama "El algarrobo" y es una recopilación suya. Aquí en Madrid, Los Quillas actuamos con él en una serie de recitales en el teatro del Centro Cultural de la Villa, después participó con nosotros en el disco "En Buena Compañía”, en el que cantamos juntos la canción suya y de Jaime Dávalos "Rio de Tigres”.  Poco después, estando yo en España y retirado de Los Quilla, compartimos escenario en el teatro "Los Canónigos", de  La Granja de San Ildefonso, y luego nos juntamos a cenarnos un cochinillo en Botín...Todo ha sido un regalo inapreciable que me ha dado la vida".           

    Andrés “Lolo” Hidalgo
    Buenos Aires, Argentina  andreshidalgo1948@yahoo.com.ar
    Argentina al Mundo

    Compartir en

    Lista de comentarios

    CIPRIANO BECERRA02/05/2016 07:21:13

    Siempre fui un admirador de los quilla y a travez de ellos a Roberto Palmer.Estuvimos en un asado en la casa de Raúl Oro una noche donde tambien estaban Amadeo Carrizo yRamos Delgado.
    ademas estaba el Moro Villavicencio,el Chito Zeballos y nosotros de sapos o mirones (como suelen decir).Con el tiempo me di el gusto y me traje a los Quilla a mi casa en Bolivar Bs As.Todavia estaba Carlitos Lastra.Lo pasamos de diez.Ahora los volví a convocar para el 14 de mayo,aunque ya no estan ninguno de los primitivos Quilla siguen con el mismo estilo que es lo que mas me gusta.Ahi tiraremos la casa por la ventana.Para Roberto Palmer mi mayor respeto y seguiremos leyendo su Blog.Cipriano Becerra (médico jubilado) y Primer duo del Bebe fLORES en San juan en nuestra época del secundario en el clegio nacional.

    Andrés Hidalgo26/11/2013 01:40:14

    Estimado. Armando, me es muy grato leer su comentario en eta nota y debo decirle que en ningún momento Usted se equivoca. Roberto Palmer sin duda alguna es un ser humano increíble. Lo felicito por haber logrado su objetivo de publicar su relatos Acuarelas del Ama y espero alguna vez contar con ese material que debe ser maravilloso. Desde acá mi querido San Juan lo saludo Atentamente, que este Usted bien.

    Armando Romano Boatti.-03/09/2012 00:09:13

    Estimado Sr.- Andrés Hidalgo: Siempre fuí un admirador de Los Quilla, alguna ves hice un comentario en una Web, y en febrero de éste 2012 Roberto Palmer, Un Señor en todo el sentido de la palabra, inmerecidamente me agradeció.-
    A partir de allí comenzamos a intercambiar correos, donde me contó vivencias personales y tambien con toda modestia, de su vida artistica.-
    Por ésos meses yo estaba dando forma a un libro, basado en vivencias que fui "amontonando", relatos, cosas que me pasaron, otras que me imaginé,Recuerdos de mi niñez, de mi pueblo, ( cumple 100 años en octubre) etc.-.-
    Roberto me honró, no solo con su amistad mas Allá del Mar, síno que me autorizó a publicar sus relatos.-
    Así nació " Acuarelas del Alma " un trabajo que prsenté en mi pueblo, contando en el acto con un saludo suyo, en el que tambien cuenta su paso por Elena.-
    Roberto Palmer, es, sin dudas un Señor en todo el sentido de la palabra, y Un Caballero en su vida pública, llevando el sentir Folclorico Argentino por El Mundo.-
    Armando Romano Boatti
    5815 - Elena, Cba.- Arg.-

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos