• Argentina Religión - Santos de la iglesia - Hermana María Crescencia Pérez

    En este caso hablamos de una monja argentina que ha sido beatificada en la ciudad de Pergamino, Provincia de Buenos Aires, el 17 de noviembre 2012. Alli yacen sus restos, en la Iglesia del Huerto, hasta el que peregrinan millares de personas cada año, venidos de toda Argentina y los paíse limítrofes. María Crescencia Pérez nació en San Martín, Provincia de Buenos Aires, el 17 de Agosto de 1897, y falleció en Vallenar, Chile, el 20 de mayo de 1932, dejando una profunda huella entre quienes la trataron y conocieron o tuvieron contacto epistolar con esta religiosa de origen gallego por sus dos ramas familiares. Tanto los Pérez como los Rodríguez emigraron en el Siglo XIX desde Galicia. Su primer destino fue Argentina, residiendo en Córdoba, donde contraen matrimonio. Los avatares del país les hace irse a Montevideo del que retornan para radicarse en San Martín, cabecera del partido del mismo nombre, en el creciente núcleo urbano que va surgiendo en torno a la Capital Federal.

    Todavía el peregrinaje de la familia no termina. Su madre se ve amenazada por la tuberculósis y el médico le recomienta un clima más benigno. Es así que se instalan en Pergamino. De esa época comenta María Angélica Crescencia Pérez Rodriguez: "Vivíamos nuestra pobreza con alegría; cada pequeño suceso nos entusiasmaba. No conocíamos demasiado, no añorábamos la falta de tantas cosas… El ejemplo de nuestros padres simples y fuertes, ricos en fe y en amor, nos hacía crecer laboriosos. Tío José, hermano de mamá nos ayudaba, indicándonos una u otra posibilidad de trabajo, sugiriéndonos un patrón dispuesto a acogernos…"

    La religiosa argentina ingresó el 31 de diciembre de 1915 en el Noviciado de las Hermanas del Huerto, en Buenos Aires. Recibió el los hábitos el 2 de septiembre de 1918, fecha a su vez de recuerdos tristes porque coincide con la muerte de su padre, don Agustín Pérez.

    De ella dicen sus biógrafos que era una persona "sencilla, serena, toda de Dios y al mismo tiempo, toda de los hombres, fue puesta en nuestro camino para ayudarnos a descubrir, con renovada audacia, la fuerza inicial y lo que tiene de genuino y de evangélico el carisma gianellino", en referencia al fundador de la congregación de las Hermanas del Huerto, San Antonio María Gianelli.

    Capilla de las Hermanas del Huerto de Pergamino, ArgentinaCuando la comunidad del Huerto, donde falleció la Hermana María Crescencia Pérez, se trasladó,  la población de Vallenar no quiso que se llevasen el cuerpo de quien llamaban "La santita". Por eso quedó allí 35 años, hasta que el 8 de noviembre de 1966 la Congregación dispuso el traslado de sus restos a Quillota. Provista de una pequeña urna, abrieron el ataúd para reducir sus restos, pero encontraron intacto y en perfecta conservación su cuerpo y su santo hábito.

    Toda la ciudad de Vallenar se congregó para constatar este hecho tan singular. Se realiza nuevamente el velatorio y finalmente fue llevada a Quillota, también en Chile, donde permanecieron los restos 17 años en la bóveda de las Hermanas del Huerto.

    En 1983 se trasladó su cuerpo al panteón de las Hermanas en Pergamino hasta el 26 de julio de 1986 en que, con motivo de la apertura del proceso diocesano en orden a su beatificación, se lo trasladó a la Capilla del Colegio del Huerto. El 3 de octubre de 1990 la Sagrada Congregación para las causas de los Santos abrió el proceso en Ciudad del Vaticano, Roma. Como decíamos al comienzo, esyta previsto para el 17 de noviembre 2012 el acto de beatificación.

    Desde Pergamino nos llegan estos versos del trovero local, Adolfo "Vasco" Zabalza:

    BEATA

    Bendita seas Crecencia
    en la casa de Dios Padre,
    donde Jesús y su Madre
    gozaran de tu presencia,
    llegaras sin estridencias
    con humildad sacrosanta,
    un aletear de alas blancas
    saludaran tu llegada
    y Tú, nuestra beata amada
    tendrás la luz de una santa.

    Al abrirse el gran portal
    que lleva al Edén soñado,
    tu nombre será anunciado
    con respeto celestial,
    un coro muy especial
    le ha de cantar a tu gloria,
    y en la tierra, tu memoria,
    vivirá en las almas buenas,
    aventando toda pena
    de las vidas transitorias.

    Quienes tu nombre veneren
    por Ti serán bendecidos,
    ya que Dios te ha concedido
    el poder que otros no tienen,
    aquellos que la fe mantienen
    serán dignos de tu amor,
    y Tú, cierva del Señor,
    serás la radiante estrella,
    que ilumine la más bella
    senda blanca del Creador.

    El cielo se ha de impregnar
    de un sutil y dulce aroma,
    y un arrullo de paloma
    llegara hasta el gran altar,
    el Cristo te ha de abrazar
    junto a su madre querida,
    y tu alma agradecida
    rodeada de Querubines,
    brillara sobre confines
    de tu hermosa y pura vida.

    Desde España, junto a la colectividad cristiana de Pergamino, Argentina.

    Eduardo Aldiser
    Argentina Mundo el multiportal de la Provincia 25

    Compartir en

    Lista de comentarios

    MILI07/10/2013 05:09:47

    genial me encanto el articulo gracias, gracias , gracias...

    lidia r.nobile11/10/2012 22:44:30

    muy agradecida por lo menviado

    Lidia R.Nobile10/10/2012 01:28:27

    Que alegria me ha proporcionado este mensaje ,lamento estar lejos de Pergamino y no poder visitar la muy querida Capilla Del Huerto a la que concurri durante 5 años cuando curse como pupila mi carrera de maestra en ese colegio,.Con los años el cariño que siento por esos tiempos tan felices compartidos con mis compañeras,amigas y las Hermanas va en aumento.Cada vez valoro mas todo lo que me han brindado.Celebro la tan espera Beatificacion de la Hermana Maria Crescencia y el 17 de noviembre estare presente con mi pensamiento y mi corazon.Gracias por permitirme compartir esto que tanto aprecio.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos