• Argentina Provincias - Marta Arangoa, artista plástica - Lonquimay, La Pampa

    Le pedimos a César Tamborini Duca  que  entrevistara a la artista plástica Marta Arangoa, como él mismo, de Lonquimay, en la provincia de La Pampa, Argentina. Es una charla de vecinos que hace mucho no se ven...

    Marta, los argentinos residentes en España -y también los españoles- quisieran conocer detalles de tu personalidad; teniendo en cuenta que Lonquimay fue un pueblo fundado y poblado principalmente por "gringos" y "gallegos" ¿podés decirnos en breves líneas cuáles son tus orígenes?

    Por tres ramas familiares soy nieta de inmigrantes vascos navarros,  y por la otra rama de aragoneses. Algunos vinieron en el siglo XIX y otros llegaron a comienzos del siglo XX. En este suelo se encontraron y formaron sus familias. Mis abuelos se dedicaron a labrar la tierra, a criar ganado,  como ocurría con la mayoría  de vascos  llegados del viejo continente, ellos también optaron por  esta actividad  autónoma. Mis padres también continuaron con esta ocupación.

    Y vos naciste...


    Nací en Lonquimay, un  municipio inserto en medio de una región agrícola-ganadera por excelencia, y hasta mi adolescencia,  mi vida transcurrió en el campo. Nuestra casa quedaba a una  distancia de 5 km de la localidad.

    Cuéntanos sobre tus estudios elementales, obviamente los infanto-juveniles.

    Mi educación se inició  en una escuelita rural muy cercana a nuestra casa de campo y más tarde  completé  la etapa primaria en Lonquimay. Cuando llegó la hora de la secundaria mis padres pensaron en el traslado a Santa Rosa para comenzar mis estudios de bachiller. Algunos años después vi la oportunidad de estudiar arte y me inscribí en el Instituto Provincial de Bellas Artes. Allí cursé la carrera de Maestro en Artes Visuales.

    Marta Arangoa seleccionando grabados en su estudio de Lonquimay, La Pampa, Argentina¿Cuándo y cómo sentiste la "llamada"  -o debemos decir "llamarada"-  de la inspiración artística?

    Bueno, digamos “llamada”, pero sólo en el sentido metafórico;  siempre he creído más en aquello de que el ser humano nace con una inclinación natural que  va descubriendo y profundizando  poco a poco  y, si no  alimenta ese fuego día a día, se apagará.

    Hasta que comencé el período escolar, tuve una  infancia solitaria, sin hermanos  y pocos juegos (era mi vida en el campo),  y como ocurre con todo niño, me expresaba y disfrutaba horas enteras dibujando. Sin embargo con el pasar de los años aún mantenía la práctica del lápiz y el papel.  No estoy muy segura cuándo me di cuenta que esta inclinación se transformó en elección. Te diría con certeza que  ya había pasado la etapa juvenil.

    Behigorri, obra de Marta Arangoa, artista plástica argentina residente en Lonquimay, Provincia de La Pampa, ArgentinaSe supone que un artista plástico, más aún que el literario y al margen de la sensibilidad innata, necesita realizar estudios para dominar mejor las distintas técnicas ¿qué podés decirnos sobre tus estudios y sobre las Escuelas de Arte y sus planes de estudio?
     
    Pienso que al contrario, nadie puede escribir poemas sin, básicamente,  haber aprendido a leer y escribir. En cambio el artista plástico puede ser un intuitivo autodidacta. Pero es indiscutible que la formación académica le allana el camino y le abre otras puertas. Lógicamente, hoy el artista, como otros profesionales del arte, necesita de una preparación más idónea para comprender y expresarse en el mundo en que vive.
    Tal vez, nuestras instituciones han apuntado a la formación de docentes de arte y no a crear artistas. En general los artistas debemos recurrir a talleres alternativos para complementar la enseñanza artística básica con otras técnicas más novedosas.   

    Hoy se puede decir que las instituciones artísticas no han evolucionado demasiado  con respecto al avance tecnológico. Las escuelas de arte del Estado, generalmente no están equipadas con herramientas de avanzada,   dificultad que se atribuye a los magros presupuestos para Educación.

    En la actualidad,  las nuevas tecnologías de imagen digital e impresión están revolucionando  la experimentación  artística. El arte del siglo XXI se ha encaminado hacia nuevas perspectivas,  incorporando materiales y técnicas innovadoras  sin descartar lo tradicional.  Todo es combinable y enriquecedor.

    Has sido Directora del Museo de Arte de La Pampa y sé que durante tu gestión se realizó en Santa Rosa el Primer Encuentro Latinoamericano de Artistas Gráficos. Supongo que será de mucho interés nos cuentes tu experiencia.

    Cuando me hice cargo del Museo de Artes, no pensé que iba a permanecer catorce años. De algún modo esta responsabilidad  paralizó considerablemente  mi actividad artística, no obstante alcancé otras satisfacciones, de las que te puedo mencionar el Primer  y segundo Encuentro Latinoamericano de Artistas Gráficos, llevados a cabo en 1998 y 2001. 

    Fue una experiencia muy  positiva que nació tomando como modelo el Encuentro Internacional de Grabadores, que se realiza todos los años en La Habana, Cuba. Habíamos viajado junto a Griselda Ferreyra, (pintora y grabadora pampeana que reside en Buenos Aires),   a La Habana con el fin de realizar diversos talleres de grabado.

    Al estar en contacto con artistas de otros países nos dimos cuenta del entusiasmo que generaba aquel Encuentro. Allí surgió la idea de materializarlo en Santa Rosa. Finalmente tuvimos la suerte que el proyecto fuera apoyado por la Subsecretaría de Cultura y se pudo dar a luz con todo éxito.  Pudimos contar con muy acreditados docentes de diferentes países de Latinoamérica  y además con más de cien inscriptos llegados de diferentes provincias argentinas.

    Mari, obra de Marta Arangoa, artista plástica argentina residente en Lonquimay, Provincia de La Pampa, ArgentinaEstoy enterado que sos una artista muy prestigiosa, pero tal vez algunos lectores no conozcan aún tu trayectoria -que es muy amplia-  ¿nos podrías relatar algo sobre la misma?

    De algún modo el artista trata siempre  de que el público crea en él y en su obra. Para ello se da a conocer y toda oportunidad que le facilite el reconocimiento es válida.

    En mi caso tuve la fortuna que el arte me llevara a participar en varias exposiciones dentro y fuera de Argentina, tales los casos de México, La Habana, Madrid, Estocolmo, Lima, Maracaibo, etc.  Aún así, tengo que decirte que adquirir algo de notoriedad está lejos del gran prestigio.

    Sin embargo, más que  la alusión a mi recorrido como artista, prefiero mencionar el leitmotiv de mi obra que, a través de los años  no ha sido otra cosa  que profundizar en los orígenes para comprender al hombre y sus mitos.  Desde hace un tiempo estoy trabajando sobre las leyendas de los pueblos originarios, especialmente de los mapuches y tehuelches que han pasado por nuestra región.

    Del mismo modo  he buscado conocer el mundo mitológico del pueblo vasco y relacionar similitudes entre sí. Esto me llevó a realizar una exposición que se llamó “Entre mi sangre y mi tierra” haciendo referencia a mis dos identidades: una la que va por mis venas y la otra, la tierra que me cobija y alimenta. Esta muestra contenía pinturas y grabados donde los personajes de uno y otro mito  están relacionados, por ejemplo nuestra madre Pachamama  y sus similitudes con Mari, la madre vasca, y así otros personajes que he tratado de asimilar y plasmar en una pintura,  un grabado o en pequeñas esculturas que he comenzando a construir.

    Muchas gracias Marta

    César Tamborini Duca
    Argentina al Mundo destacando la labor de los artistas argentinos

    Compartir en

    Lista de comentarios

    BETIANA21/06/2017 18:41:56

    BUEN DIA MARTA! SOY PROFESORA DE DIBUJO Y QUERIA CONSULTARLE POR LA POSIBILIDAD DE CONTACTARNOS PARA REALIZAR ALGUN CURSO O SEMINARIO... ME GUSTA SABER SI PUEDO COMUNICARME CON USTED POR PRIVADO. GRACIAS

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos