• Seis cuerdas de guitarra argentina tocan tango y folklore. Es Lucho Baigo

    Como el tema que canta Floreal, podríamos decir que lleva por España `toda una vida´… y aunque nació en Resistencia, Provincia de Chaco, Argentina, en una gira artística de sus padres… es porteño y bien porteño. Lucho Baigo  es difícil de abordar,  pues prefiere sus estudios de guitarra y la tarea del profesor…

    Y aunque te vemos en escenarios, Lucho, tu concentración y relación casi amorosa con la guitarra te abstrae y, si puedes, te alejan de las candilejas…

    Bueno, es verdad que estoy casi pegado a la guitarra, pero trato de coordinar las tareas de la escuela con el escenario, pero no siempre lo logro. Estoy más como profesor que como guitarrista.

    Pero mira, aquí estamos en tu estudio y academia de guitarra y canto cercana a La Vaguada, en el norte de Madrid, para que nuestros lectores te conozcan más… tus vivencias, tus raíces… que son de gente guitarrera ¿verdad?  

    Sí Eduardo, vengo de familia artística. Mis abuelos, mis padres, mis tíos, en realidad todos menos uno, artistas, músicos…

    Yo nací en el Chaco, pero a los tres meses de vida me llevaron a Barracas, en la ciudad de Buenos Aires, y allí me crié, al lado del puente viejo… el famoso Puentecito. Justo allí termina la línea 12 de Micros, y allí se escribió el tango “Nieblas del Riachuelo”,  porque en invierno no se ven ni las cadenas del cementerio de barcos que allí existe.

    El guitarrista argentino Lucho Baigo en un momento de ensayo, en Taller de Música, su academia del barrio de La Vaguada, Madrid, EspañaComo tu estancia en España… la guitarra también, de toda la vida… y aunque te vinculo especialmente al tango por tus acompañamientos a Carlos Acuña, Raúl Berón… y aquí en España a tantos buenos cantores argentinos de tango… no tenemos que olvidar a Mercedes Sosa, Chavela Vargas… y allá, en Perú… Chabuca Granda… ¿Cómo llegas a Perú?

    Por casualidad. En una escala fui a dar una vuelta por la ciudad de Lima que duró 13 meses. Conocí a Chabuca Granda  y también a María Dolores Pradera. Con Chabuca pasamos  noches guitarreras inolvidables.

    Ya que hablamos de voces de mujer… Cuéntanos la influencia en ti de tu madre, cantante también ella…

    Sí… mi madre era cantante lírica. Ha estudiado en el Teatro Colón  con el maestro Miguel Pierre durante  muchos años. Después se volcó a la música melódica, ya que entró a formar parte del quinteto de laudes Villamora, que era toda la familia.

    Conoció a mi padre que era por aquel entonces el  “famoso” mago Falugi… casamiento y nací yo. Lo de  “BAIGO “ viene por mi padrastro, de apellido  Baigorria,  ya que no conocí a mi padre, un accidente y…

    Yo en España te he conocido, como público, apenas llegué, dándole marco musical a esa gran figura española que es María Dolores Pradera… ¡qué cantante!

    Claro,  hace unos quince o veinte años atrás, entré a formar parte del grupo suplantando a uno de los famosos “Gemelos“.  Después me llama Chavela para grabar un disco, del cual hago los arreglos musicales  y por suerte  del destino sale como numero 1 en la radio.   

    Cuando nos vimos vez pasada acompañando a Silvana Gregori… intercalaste a los tangos que ha cantado nuestra buena amiga, un tema folklórico… tu guitarra y sensibilidad te lleva a la música, siempre con mayúscula y en todos los ritmos…

    Es verdad, toque una zamba de Ariel Ramírez “Volveré siempre a San Juan“. Esta buena amiga  y mejor artista que es Silvana Gregori  me deja mi “minuto de gloria“,  y allí me explayo…

    Pero aquí te veo rodeado de alumnos, se han ido unos chavales y ahora nos encontramos con guitarristas y cantantes… llamémosle “mayores”… ¿Cuáles son tus tareas como profesor de guitarra y canto?

    Bueno,  como ya sabes, tengo un local…cito, y lo uso como academia donde hay profesores de canto y demás instrumentos. Yo me dedico, aparte del solfeo,  a armarles el repertorio que después cantamos en las peñas.

    Ya sé y lo informamos aquí  que a veces como práctica… también este grato lugar se transforma en una peña entre amigos, ¿verdad?

    Si ,  una vez por semana armamos una peña en grande con los alumnos y vienen familiares y amigos, no veas la que se arma… y también  hay otras peñas en Madrid y generalmente vamos a todas.

    Lucho, yendo al Hospital Ramón y Cajal, el Piramidón, por unas producciones para televisión que hicimos en su sala teatro (que es fabulosa), escuché una guitarra por los pasillos, me asomé y estabas sacando emociones de la encordada… dando esperanzas y alivios… Sabes… supero tu prudencia y te pido nos cuentes de ello cuanto y hasta donde quieras…

    Perdona por no extenderme. Dos veces por semana trato de que los pacientes de Oncología  del Hospital Ramón y Cajal lo pasen mejor, es mi granito de arena…

    El guitarrista argentino Lucho Baigo dando una clase de solfeo en su "Taller de Música" del barrio de La Vaguada, Madrid, EspañaTe comprendo… pero es muy bueno decirlo. Nuestros lectores deben conocer de los artistas estas cosas… que sus vidas son más normales de lo que parecen, que estudian mucho, que saben también de la crisis, que ayudan… Te pido nos des todos los datos de esta academia de música y canto para quien quiera venir a tomar clases…

    Esto es algo que te voy a agradecer siempre, la Academia esta en el barrio del pilar, frente al Centro Comercial  La Vaguada. Los precios son más que módicos, siempre se adaptan al alumno, y hay de todo hasta ritmos y bailes de toda América.

    Estamos en Plaza de Ribadeo, 1 Local 14 (Taller de Música) Madrid y me pueden mandar un email pidiéndome detalles, horarios, lo que quieran saber a luchosbaigo@gmail.com

    Muchas gracias a tí, Lucho... ya volveremos otro día para seguir la charla pero ahora sería bueno que nos tocaras algo...

    Ya que la nombramos, tocaré la zamba  que te gusto tanto... “Volveré siempre a San Juan”. Un saludo para todos los amigos y lectores de tu revista digital...

    Volveré siempre a San Juan
    Zamba
    Letra de Armando Tejada Gómez
    Música de Ariel Ramírez


    Por las tardes de sol y alameda
    San Juan se me vuelve tonada en la voz
    y las divinas acequias
    reparten el grillo de mi corazón.

    Yo que vuelvo de tantas ausencias
    y en cada distancia me espera un adiós
    soy guitarra que sueña
    la luna labriega de Ullín y Abadón

    Volveré, volveré
    a tus tardes San Juan
    Cuando junte el otoño
    melescas de soles allá en el parral
    Volveré siempre a San Juan a cantar

    Un poniente de largos sauzales
    regresa en mi zamba para recordad
    esas viejas leyendas de piedra
    y silencio que guarda el Tontal

    Altas cumbres de piedra y camino
    maduran el vino de mi soledad
    cuando el sol sanjuanino
    como un viejo amigo me viene a encontrar.

    Eduardo Aldiser
    Argentina al Mundo  con los intérpretes argentinos que difunden la cultura de nuestras provincias, nuestro país

    Compartir en

    Lista de comentarios

    ADOLFO ZABALZA02/02/2012 03:53:54

    muy grato para mi oir y conocer a este digno representante de la guitarra, que por lo visto tiene pergaminos merecidos por haber acompañado a figuras consulares del canto de nuestra patria como asi tambien a los artistas de aquella lejana España.- Mis felicitaciones a Eduardo por el reportaje que nos ha ofrecido.- vasco

    ROBERTO PALMER19/01/2012 13:33:31


    Muchas gracias por regalarnos esta nota merecida sobre este querido amigo que me ha acompañado tambien a mí alguna vez. Gran guitarrista y excelene persona y amigo, paraa él miabrazo afectuoso..

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos